Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 18 de mayo de 2012

Tiempos difíciles, Tiempos de soluciones

Queridas petites,


Con el panorama tan desalentador que nos ha dejado esta semana (otra más) la evolución económica, nos preguntábamos qué hacéis vosotras para ponerle al mal tiempo buena cara. Y es que al final, cada vez más, parece que hay una conspiración para que nos cueste amanecer con una sonrisa (no era bastante con castigarnos con lluvias los últimos puentes...¬_¬).


En fin! parece que alguien se lo está pasando en en grande por ahí arriba o por aquí abajo! 


Yo hoy he tenido que tomar una decisión muy difícil, en mi escala de decisiones difíciles claro: 


Y la verdad que al final de todo, lo único que me ha conseguido quitar la cara de susto, ha sido darme cuenta de que todas las personas que me importan, al final, han respondido a mi decisión con una sonrisa a modo de empujón.


Y es que en los momentos adversos, como por ejemplo quedarte tirada en el aeropuerto de Rumanía, o aterrizar a 200km de Frankfurt, cualquier gesto amable se magnifica y alcanza dimensiones insospechadas!


Nosotras cada viernes intentamos arrancaros alguna que otra risa con aquellas cosas absurdas que, especialmente a la hora de la comida, nos hacen olvidarnos de que el día no ha sido todo lo bueno que debería ser, de que estamos más lejos de las personas o personitas a las que queremos cuidar de lo que nos gustaría, o de que esa bronca no debería haber ido dirigida a nosotras.


En fin! disculpad este viernes más reflexivo de la cuenta, pero es que querer es muy bonito, y ser querido también! 


Buen finde petites, disfrutad del buen tiempo!

viernes, 11 de mayo de 2012

Del porqué a algunas nos gusta el fútbol II. Un resultado injusto

Hola petites!

Ya es viernes otra vez. Haciendo balance de los últimos siete días, podemos concluir que esta semana ha venido marcada por varios acontecimientos, a saber: la final de la Europa League, la crisis de Bankia y la masa de aire sahariano que nos ha pillado desprevenid@s sin haber acometido la debida puesta a punto para lucir cacha (horror!).

Aquí pasamos de analizar los dos últimos y nos centramos, sin embargo, en el primero de los acontecimientos relevantes: la final de la Euro League o clásica UEFA para los más vetern@s.

Continuando con el análisis de actualidad que emprendimos la semana pasada – todo un ejercicio sociológico sobre los motivos que hacen que algunas seamos forofas del fútbol – hoy queremos hacer una valoración – sin ánimo de polemizar – sobre el resultado final de dicha final futbolística.

Siendo que el Atlético de Madrid fue gran merecedor de la victoria, desde un punto de vista femenino creemos que deberían haber ganado los otros, los que iban de verde con las rayitas en el pecho.

¿Por qué?

Bueno, es verdad que Mario Suárez está como un queso… pero su candidez no compensa, ni de lejos, la sensualidad de los buenorros leones… Ellos si deberían haber ganado y HABERSE QUITADO LA CAMISETA!



MADREEEEEEEEEEE!

Qué injusto es a veces el deporte!!! Y qué poco tiene en cuenta las necesidades que, en un momento tan gris como el actual, presenta una parte importante de la población – 20.834.489 de mujeres según el INE – ávida de estímulos y elementos eróticos motivadores.

Pero que no decaiga el ánimo! Nuestros chicos del norte tienen una nueva oportunidad para lucir pechamen: la Copa del Rey!

A menos que te entusiasme ver a Messi sin camiseta… AÚPA ATHLETIC!


viernes, 4 de mayo de 2012

Del porqué a algunas nos gusta el fútbol...

Probablemente hoy sea el día más adecuado para tratar una de las principales fuentes de conflicto de nuestra sociedad actual: la mujer y el fútbol.

En aras de enriquecer el debate existente sobre la relación amor/odio entre la mujer y este deporte, a continuación se ofrece lo que a nuestro juicio representa "el elemento de peso" en la decisión de amar este juego:


MADREEEEEEEEEE!!

A tales JACAZOS no hay que ignorarlos petites filles! Estos dos y sus calzones son motivo más que suficiente para tragarse un partido de 90 minutos, no creéis?

Buen finde!